Sociedad Española de Medicina Estética
2 DICIEMBRE 2008

Congreso SEME: El profesor J. M. Ordovás recibe el Premio “Carles Martí Hennenberg”

El director del Laboratorio de Nutrición y Genética y catedrático de Nutrición y Genética de la Universidad de Tufts (EEUU), José María Ordovás, participará en el XXIV Congreso de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), que se celebrará en el Palacio de Congresos de Zaragoza del 26 al 28 de febrero de 2009.

El doctor Ordovás, abrirá la conferencia inaugural de la SEME con una exposición sobre la alimentación nutrigenómica. Un trabajo de investigación en el que lleva implicado más de 25 años y que tiene relación con la importancia del genoma humano (DNA), para la personalización de la dieta de cada individuo.

En la entrega de premios, concedidos por el “Instituto Danone”, en su quince aniversario de investigación en el campo de la nutrición, el profesor Ordovás, líder mundial en el campo de la Nutrigenómica, aseguró que el abandono de la dieta tradicional “por la globalización alimenticia” ha llevado al genoma “a la Torre de Babel”.

El profesor incidió en que el hecho de que todos coman lo mismo en cualquier lugar del mundo comprando en las grandes superficies comerciales, “ha destruido la comunicación” que existía entre la evolución genética de cada pueblo y el medio en el que habitaba. Y es, precisamente, “la globalización de los hábitos de vida”, lo que ha llevado a que los humanos de este siglo "padezcan tantas enfermedades crónicas, degenerativas" y, también, a que “envejezcan peor”.

El investigador, candidato al Premio Príncipe de Asturias en 2007, también descartó que unas dietas sean mejores que otras, ya que lo importante es que cada población retome la alimentación tradicional, porque nuestro genoma ha coevolucionado en tiempos históricos con el medio ambiente, al objeto de obtener los máximos beneficios de los recursos de cada cultura o lugar geográfico.

Ordovás, aseguró que el organismo no está preparado para afrontar los nuevos hábitos alimenticios, lo que "provoca que el cuerpo no asimile de una forma correcta generando problemas de obesidad".

En este sentido insistió en que estos nuevos hábitos de vida implican conductas y actitudes más sedentarias, lo que también tiene su reflejo en una mayor incidencia de la obesidad. Además, dijo que el abandono paulatino de la dieta mediterránea conlleva un mayor consumo de alimentos con un alto índice en grasas.

Por otra parte, Ordovás, dijo que su línea de investigación se basa en la interpretación del DNA para acabar con las grandes epidemias como, el cáncer, los problemas cardiovasculares y la obesidad. Sobre este aspecto, el profesor explicó que también están trabajando para que "en un futuro no muy lejano", cada ciudadano pueda contar un "chip" en el que se incluya información genética del individuo que ayude a propiciar tratamientos médicos a la medida de cada uno.

Cercano, afable y buen conversador, José María Ordovás, confiesa que lo que más le gusta es sentirse útil y poder ayudar a los demás. Este científico español, asegura con ímpetu que cuando alguien se siente bien “lo lleva escrito en su rostro”, y esto hace que se produzca una reacción en cadena, lo que significa que esa “positividad” hace sentirse bien a quienes conviven a su alrededor.

El XXIV Congreso de la SEME se celebrará en el Palacio de Congresos de Zaragoza los próximos días 26, 27 y 28 de febrero. Las inscripciones que se realicen antes del 16 de diciembre se beneficiarán de un precio reducido.