Revista científica
de la Sociedad Española de Medicina Estética
Revista científica de la Sociedad Española de Medicina Estética

Eficacia del tratamiento despigmentante con vitamina C administrada intradérmicamente mediante mesoterapia

Efficacy of depigmentation treatment with vitamin C administered intradermally by mesotherapy

Autores

Introducción

Las hiperpigmentaciones se definen como el oscurecimiento de la piel a causa de un incremento de la producción de melanina. La síntesis de la melanina tiene lugar en el melanocito y se inicia con la hidroxilación de L‑fenilalanina a tirosina o L‑tirosina, o directamente desde L‑tirosina (Figura 1). La tirosinasa hidroxila la L‑tirosina a 3,4‑L‑dihidroxi-fenilalanina (L‑DOPA), que es seguidamente oxidada a dopaquinona por esta misma enzima. La dopaquinona resultante sigue dos vías principales para la producción de melanina marrón o negra, eumelanina; o melanina amarilla o rojiza, feomelanina.

Figura 1
Figura 1. Esquema de la síntesis de melanina en el melanocito.

La hiperpigmentación puede ser consecuencia de distintos hábitos de vida, como la exposición solar o los métodos de depilación empleados. Además, deben tenerse en cuenta patologías sistémicas o genéticas, como alteraciones hormonales (enfermedad de Addison) o la anemia de Falconi.

Para elegir un agente despigmentante, es importante diferenciar entre sustancias que son tóxicas para el melanocito y las que bloquean los pasos clave de la melanogénesis. A esta última categoría de despigmentantes pertenece la vitamina C, que interacciona con los iones de cobre que actúan en la activación de la enzima tirosinasa, disminuyendo de este modo la formación de melanina, además de actuar sobre el pigmento perifolicular1‑3.

Espinal-Pérez y colaboradores demostraron la eficacia de la vitamina C como agente despigmentante tópico en un estudio aleatorizado con hidroquinona; además, verificaron que el tratamiento con vitamina C se asociaba a una disminución de efectos secundarios4. Así mismo, se ha comunicado sobre la efectividad del empleo tópico de vitamina C en el fotoenvejecimiento, el tratamiento del melasma y la hiperpigmentación postinflamatoria aplicada por iontoforesis5‑8.

Para la aplicación del tratamiento se ha elegido la vía mesoterápica. La mesoterapia es una técnica de inyección intradérmica de principios activos en poca cantidad, pocas veces y en el lugar adecuado; que fue desarrolla por el Dr. Michel Pistor desde 19529. A su vez, la técnica inyectiva del nappage es un tipo de mesoterapia que consiste en aplicar de dos a cuatro inyecciones por segundo, espaciadas entre 2 y 4 mm, en un ángulo de incidencia sobre la piel de 30 a 60 grados. Las microinyecciones alcanzan una profundidad de 2 a 4 mm10.

Las hiperpigmentaciones constituyen un motivo frecuente de consulta en la práctica clínica, dado que afectan a la calidad de vida de las personas que la sufren; además, para su óptimo control y resolución, precisan tratamientos combinados debido a su carácter plurietiológico y la importante demanda social de tratamientos para combatir esta patología. Todo ello, motivó la realización de un estudio clínico prospectivo con el fin de evaluar la eficacia de la vitamina C, inyectada intradérmicamente, mediante la técnica de mesoterapia en nappage, a un grupo de pacientes voluntarios con diagnóstico de hiperpigmentación facial.

Material y método

Entre enero y junio de 2013, se llevó a cabo un estudio clínico prospectivo en el que se incluyeron 46 mujeres voluntarias caucásicas, de 48 a 52 años, con fototipos II a IV según la escala Fitzpatrick. Todas ellas presentaban lesiones faciales hiperpigmentarias, sin historial de alergias conocidas a los componentes del producto de estudio. Se excluyeron aquellas pacientes con enfermedades cutáneas activas, o que hubieran realizado algún tratamiento para las hiperpigmentaciones en los últimos 12 meses.

Para el tratamiento de las hiperpigmentaciones se empleó un producto sanitario inyectable, con marcado CE para administración intradérmica, compuesto por ácido ascórbico al 20%, hialuronato de sodio a una concentración de 2,5 mg/ml, y sales minerales (Mesohyal vitamin C®, Mesoestetic Pharma Group; Barcelona).

El tratamiento se aplicó en 5 sesiones a intervalos de 15 días entre cada una de ellas. En cada sesión se inyectaron de 3 a 4 ml de producto en dependencia de la extensión de la zona afectada, mediante técnica manual de mesoterapia en nappage. Las jeringas utilizadas fueron de cono tipo luer-lock de 1 ml. El tratamiento se llevó a cabo sin que las pacientes precisarán anestesia tópica; en algunos casos en los que las pacientes refirieron más sensibilidad de las pacientes, se utilizó aplicación de frío local para minimizar la sensación de molestia. Durante todo el periodo de tratamiento se recomendó el uso de crema solar con factor de protección elevado (SPF50+), al menos 3 veces al día. La eficacia y seguridad del tratamiento se evaluaron en las diferentes visitas de control a los 15 días, antes de aplicar una nueva sesión de tratamiento, hasta el control final. Se emplearon dos tipos de cuestionarios; uno en el que se evaluó la aparición de efectos secundarios, tanto a corto plazo (hasta siete días) como a largo plazo (más de siete días); se tuvieron en cuenta: eritema, edema, picor y dolor. Un segundo cuestionario sirvió para evaluar la eficacia de cada sesión de tratamiento. Para ello las pacientes respondían si habían observado o no: 1) mejora de discromías, que se relacionó con la actividad antioxidante del producto; 2) acción iluminadora, y 3) disminución de las arrugas.

Figura 2
Figura 2. Análisis llevado a cabo con el sistema Janus II. A) Índice de pigmentación por áreas pre y post tratamiento en las distintas áreas evaluadas. B) Representación gráfica del índice de pigmentación por áreas. Las barras en amarillo corresponden a los valores obtenidos en la visita de diagnóstico, mientras que las barras en verde corresponden a la valoración post-tratamiento, por último la barras en azul son la media de todas las áreas pre y post-tratamiento (azul cielo y azul marino respectivamente).

Para evaluar la evolución de los cambios de la pigmentación en las pacientes del estudio se utilizó Janus‑II facial analysis system (Professional Sientific Instrument - PSI, Seul, Korea). En todos los casos se calculó el índice de pigmentación por áreas (Figura 2) en las imágenes capturadas con luz UV que habían sido tomadas antes del tratamiento y 15 días tras la finalización del mismo (Figura 3).

Figura 3
Figura 3. Caso representativo, imágenes captadas con el sistema Janus II. Izquierda: Fotografía pre-tratamiento con luz ultravioleta. Derecha: Fotografía post-tratamiento con luz ultravioleta.

Los resultados obtenidos en cada sesión fueron comparados entre sí, calculándose el porcentaje de variación entre ambos, siendo categorizados como: 1) leves mejoras (variación del índice de pigmentación inferior al 20%); 2) mejora apreciable (variación entre el 21 y el 60%); y 3) mejora evidente (variación superior al 60%).

Resultados

Transcurridos 15 días de la última sesión de tratamiento, el nivel de respuesta obtenido en relación al porcentaje de mejora en hiperpigmentaciones fue superior al 20% (mejora leve) en el 90% de las pacientes tratadas; en el 85% se objetivó una mejora del 21 al 60% (mejora apreciable); mientras que un 10% obtuvo una mejora superior al 61% (mejora evidente). En términos absolutos, solamente 2 pacientes tuvieron una mejora leve (inferior al 20%). Más del 95% de las pacientes obtuvieron mayor iluminación de la piel desde la primera sesión de tratamiento. La atenuación de la discromía (acción antioxidante) fue observada por un 50% de las pacientes desde la primera sesión y, por más del 90%, tras la última. Por el contrario, la disminución de las arrugas fue considerada en menos del 20% de las voluntarias a partir de la cuarta sesión (Figura 4).

Figura 4
Figura 4. Mejoría de las condiciones de la piel. Resultados obtenidos tras la evaluación de los distintos parámetros por las 46 voluntarias 15 días post-sesión.

Los 2 efectos adversos, registrados a corto plazo, fueron el eritema transitorio, que refirieron el 70% de pacientes, y el picor asociado al tratamiento con vitamina C, que ocurrió en el 30% de los casos. En ningún caso estos efectos duraron más de siete días postratamiento.

Conclusiones

El tratamiento intradérmico con vitamina C al 20% ha demostrado su efectividad, reduciendo de forma evidente el índice de pigmentación en un 90% de las pacientes tratadas. Además, se considera un tratamiento seguro, puesto que los efectos secundarios no se prolongaron más de siete días tras finalizar el tratamiento.

Declaración

Este trabajo recibió el Premio a la mejor comunicación oral del XXIX Congreso de la SEME, celebrado en Málaga en febrero de 2017.

Conflicto de intereses

El estudio se realizó teniendo como finalidad testar el producto utilizado (Mesohyal vitamin C®, Mesoestetic Pharma Group, Barcelona). La farmacéutica proporcionó todo el material necesario para llevar a cabo el estudio.

Bibliografía

  1. Matsuda S, Shibayama H, Hisama M, Ohtsuki M, Iwaki M. Inhibitory effects of novel ascorbic derivative VCPIS‑2Na on melanogenesis. Chem Pharm Bull. 2008;56:292‑7.
  2. Draelos ZD. Skin lightening preparations and the hydroquinone controversy. Dermatol Ther. 2007;20:308‑13.
  3. Inui S, Itami S. Perifollicular pigment is the first target for Ascorbyl2 phosphate6palmitate. J Dermatol. 2007;34:221‑3.
  4. Espinal-Perez LE, Moncada B, Castanedo-Cazares JP. A double-blind randomized trial of 5% ascorbic acid vs. 4% hydroquinone in melasma. Int. J. Dermatol. 2004 Aug;43(8):604‑7.
  5. Farris PK. Topical vitamin C: a useful agent for treating photoaging and other dermatologic conditions. Dermatol Surg. 2005 Jul; 31(7 Pt 2):814‑7; discussion 818.
  6. Taylor MB, Yanaki JS, Draper DO, Shurtz JC, Coglianese M. Successful short‑term and long‑term treatment of melasma and postinflammatory hyperpigmentation using vitamin C with a full‑face iontophoresis mask and a mandelic/malic acid skin care regimen. J Drugs Dermatol. 2013 Jan;12(1):45‑50.
  7. Fujiwara Y, Sahashi Y, Aritro M, Hasegawa S, Akimoto K, Ninomiya S, et al. Effect of simultaneous administration of vitamin C, L‑cysteine and vitamin E on the melanogenesis. Biofactors. 2004;21:415‑8.
  8. Huh CH, Seo Kl, Park JY, Lim JG, Eun HC, Park KC. A randomized, double blind, placebo-controlled trial of vitamin C iontophoresis in melasma. Dermatology 2003; 206(4):316‑20.
  9. Pistor M. Un défi thérapeutique: la mésothérapie. Paris. Maloine, 1979.
  10. Ravily G. Atlas Clinique de Mésothérapie. Editorial: Publications Médicales Internationales. Boulogne, 1988.