www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de La SEME

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

«La gente quiere mejorar su imagen, pero sin que le digan que se ha puesto bótox»

22 de Febrero de 2019
DiarioSur.es

Las personas que recurren a un tratamiento de medicina estética quieren mejorar su imagen, pero sin que se produzca un cambio radical o que se note en exceso que se han sometido a una terapia, explicó a este periódico la presidenta de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), Petra Vega. Este colectivo profesional está celebrado su 34.º congreso nacional, que se desarrolla desde ayer en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga. El evento fue inaugurado por el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre. Esta es la sexta vez consecutiva que el congreso tiene lugar en Málaga. Unos 1.600 médicos estéticos se han dado cita en este encuentro.

Más de la mitad de las personas que llaman a la puerta de la medicina estética no están a disgusto con su imagen, pero quieren mejorarla y hacer frente, de ese modo, al proceso de envejecimiento o a algún rasgo que no les satisface, dijo Petra Vega. «Lo que buscan es una mejora, no un cambio radical. No pretenden tener otra imagen, sino corregir algo, ya sea por el efecto de la edad o por algún aspecto genético», señaló la presidenta de la SEME. «Un cambio radical puede originar un problema de identidad. No siempre ser más guapa supone que una persona se sienta más feliz por eso. Lo que pretende es mejorar aquel aspecto que no le gusta como está», precisó la doctor Vega. Según destacó, la medicina estética se aplica, cada vez mas, de forma más lenta y por fases para que no se note lo que se lleva a cabo.

«La gente quiere un cambio a mejor, pero sin que se aprecie que se ha hecho una modificación estética. Que le digan: estás más guapo, te veo mejor, pero que no le digan que se ha puesto bótox. Eso no lo quieren los pacientes, que huyen del estigma del qué te has puesto o qué te has hecho», aseguró Petra Vega. Esta experta en medicina estética puso de manifiesto que es muy importante, sobre todo en las terapias faciales, que el que se hace el tratamiento se adapte a su nueva imagen. «A veces no es tan fácil. Hay gente a la que, aunque los resultados del tratamiento son buenos, le impacta el cambio y dice: este no soy yo».

La medicina estética también es un campo que se encarga de atender a pacientes crónicos y oncológicos que piden que se les apliquen terapias para combatir el deterioro provocado por su enfermedad. En esos casos, el médico estético, siempre con el visto bueno del especialista que atiende al paciente de su dolencia (oncólogos, dermatólogos, reumatólogos, neurólogos, etcétera) lleva a cabo el tratamiento que considera más adecuado para mejorar el aspecto del usuario. En general, las personas que consultan con los médicos estéticos lo que buscan es una mejora de su bienestar y sentirse bien con su imagen, recalcó la presidenta de la SEME.

Peticiones de los hombres

Aunque la medicina estética se ha asociado con las mujeres, cada vez más hombres demandan ese tipo de terapias. En los últimos cuatro años se ha duplicado la cifra de varones que se han sometido a un tratamiento estético al pasar del 11 al 22 por ciento, un porcentaje que crece de forma imparable, por lo que no se descarta que se alcance la paridad en un plazo no demasiado largo, manifestó la doctora Vega.

Respecto a la lucha contra el intrusismo, la presidenta de la SEME dio una serie de recomendaciones a la población. En primer lugar, hay que elegir centros que cuenten con una autorización sanitaria concedida por su comunidad autónoma. En segundo, que el que atienda al paciente sea un médico estético. En tercer lugar, es conveniente solicitar un justificante del tratamiento recibido o del producto que se le ha puesto al paciente. Por último, hay que tener mucho cuidado con lo que aparece en las redes sociales en cuanto publicidad engañosa se refiere. Cualquier sospecha de intrusismo se puede notificar enviando un correo a intrusismo@seme.org, dijo Vega. «Todo lo que recibimos lo ponemos en mano de las autoridades», afirmó.

La presidenta de la SEME expuso que para poder ejercer la medicina estética, además de poseer el título de médico, es necesario haber realizado un máster de dos años en alguna de las universidades, públicas o privadas, que los ofertan o disponer de un diploma acreditativo otorgado por el Colegio de Médicos de la ciudad donde se ejerce.

Entre los aspectos más destacados del congreso, la doctor Vega mencionó los referentes a la medicina regenerativa, la bioimpresión en 3D, que se encuentra en fase de ensayo clínico, y las novedades en la aplicación de los rellenos, que cada vez son más personalizados y precisos.

Copyright 2019 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal · Privacidad · Cookies
Desarrollo web: Sergiodelgado.net