www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de La SEME

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

Rellenos dérmicos y sus diferentes aplicaciones

22 de Noviembre de 2018
ConSalud.es

En los últimos años han proliferado el número de alternativas para tratar diferentes inestetismos relacionados con la falta de colágeno y con la disminución y desplazamiento de la grasa en determinadas zonas. De hecho, según un estudio presentado por la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) en 2017, el 92% de los pacientes que acuden a consulta para mejorar el rostro y prevenir el envejecimiento facial son tratados con rellenos dérmicos.

Las propuestas son variadas, sin embargo, los rellenos dérmicos debido a su aparente facilidad a la hora de ser aplicados, los excelentes resultados y la poca probabilidad de que produzcan efectos secundarios son una de las alternativas más demandadas.  

Según el estudio, el relleno más usado es, sin duda, el ácido hialurónico. El ácido hialurónico es una molécula que se encuentra de forma natural en el organismo; sobre todo, en las articulaciones y en la piel. Tiene una textura viscosa y una gran capacidad para retener agua. Este hecho le confiere un efecto voluminizador, de rellenoo hidratante. Esto va a depender del tipo de Ácido hialurónico que empleemos, los hay de mayor o menor densidad, pero también su efecto va a resultar diferente si es reticulado o no reticulado. No siempre nos interesa voluminizar, la mayor parte de los pacientes requieren hidratación sin aportar volumen, o para corregir arrugas finas no buscamos aumentar volumen. También según la técnica empleada conseguiremos un resultado u otro.

Aplicado de forma tópica en formato crema o serum, por ejemplo, mejora la hidratación de la piel. Cuando se hace de forma inyectada esta aplicación solo puede ser llevada a cabo por un médico-estético, la finalidad es difuminar surcos y arrugas, incluso áreas que hayan perdido volumen con el paso del tiempo.

Otra relleno con gran potencialidad de crecimiento en los últimos años es la hidroxiapatita cálcica, un inductor de colágeno que además de voluminizar posee un efecto tensor gracias a la formación de colágeno que provoca. Lo mismo ocurre con el ácido poliláctico, aunque presentan algunas diferencias entre ellos.

Además, el estudio también recoge que el 81% de los centros someten a sus pacientes a peelings y el 54% a terapias de láser.

No obstante, según otros estudios, sólo el 13% de los españoles sabe en qué consisten los rellenos dérmicos con ácido hialurónico. Asimismo, el 40% de las españolas no saben cuál es la diferencia entre la toxina botulínica y los rellenos dérmicos y a un 41% le suena, pero no sabe exactamente lo que es.

Hay que decir que son sustancias muy seguras al ser biodegradables, por tanto con muy pocos efectos indeseables y en todo caso reversibles. Por el contrario hay que advertir que su efecto es temporal, variando de una persona a otra y según el tipo de producto elegido.

Resaltar que el resultado es muy natural, no siendo un tratamiento con efecto demasiado llamativo a diferencia de otros productos tiempo atrás, como los biopolímeros con resultados excesivos y sin posible corrección.

Copyright 2018 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal · Privacidad · Cookies
Desarrollo web: Sergiodelgado.net