www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de La SEME

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

¿Tiene influencia la luna sobre el cuerpo humano?

7 de Septiembre de 2004
Alberto Bartolomé, Diario Médico

Existe la creencia muy extendida de que las fases de la luna afectan al comportamiento del cuerpo. Numerosas investigaciones han intentado aclarar qué es realidad y qué es simplemente un cuento.

La luna siempre ha fascinado al hombre. Más allá de interpretaciones esotéricas, su influencia sobre el comportamiento del ser humano ha sido analizada desde hace siglos. En la antigüedad proliferaron textos que consideraron la importancia de las fases de la luna en el ser humano: Plinio el Viejo, en su Historia Naturalis del siglo I, glosaba la influencia de la luna llena en la naturaleza humana; algo parecido hizo Pietro Albano en la Edad Media en su Conciliatir Differentium. En la actualidad la luna sigue irradiando su influencia sobre la investigación e inspirando numerosos estudios. Uno de ellos ha sido llevado a cabo por el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, en Tenerife. Salvador Núñez, uno de sus autores, ha comparado la luminosidad de la luna con el número de víctimas por agresión que ingresaban en su centro. "En todos los servicios de urgencias se oye el comentario de que las noches de luna llena se producen más agresiones... Nosotros intentamos comprobar si esa relación era cierta".

El equipo tinerfeño comparó el número de víctimas de violencia con las fases de la luna. "La evolución de la luminosidad de la luna tiene un transcurso estable en ciclos de 29 días; sin embargo, las variaciones del número de afectados por violencia -1.100 durante un año- no coincidieron con las diversas fases".

La epilepsia es otra de las afecciones a las que se ha atribuido una relación con las fases lunares. Investigadores de la Universidad del Sur de Florida, en Estados Unidos, estudiaron si verdaderamente existían paralelismos: "Muchos médicos creen que existe esta relación", ha dicho Selim Benbadis, director de la investigación, que analizó 770 ataques en el Hospital General de Tampa. "La mayoría de los ataques epilépticos se produjeron en cuarto menguante. En luna llena sólo aumentaron los ataques epilépticos psicogenéticos, aunque en un número no significativo".

La influencia de la luna puede llegar hasta las partes más recónditas del cuerpo. Investigadores del Departamento de Ciencias Morfológicas de la Universidad de Valencia han analizado en ratas la influencia de los ciclos lunares en el funcionamiento de la glándula pineal. Este órgano es el productor de melatonina que adapta el comportamiento de las vísceras a los ritmos biológicos, sobre todo en el sistema endocrino.

"Estudiamos los cuerpos sinápticos, que son estructuras que hay dentro de los pinealocitos. Comprobamos que algunos grupos aumentaban durante las noches de invierno con luna llena. También estudiamos la melatonina en suero y se comprobó que durante las lunas llenas de invierno la producción era mayor. No obstante, el estudio estadístico de los resultados determinó que no existían influencias específicas", ha explicado Francisco Martínez-Soriano, del Departamento de Ciencias Morfológicas de la Universidad de Valencia.

Para el experto, una posible causa de estos cambios podría ser el magnetismo que ejerce la luna sobre la Tierra, "aunque es sólo una especulación".

De todos modos, comportamientos cíclicos como el ritmo circadiano y las estaciones siguen intrigando a los investigadores, que se preguntan si tienen relación con la aparición de patologías. La idea de que los ciclos de los planetas afectan a la salud y a la enfermedad sigue en el interior del ser humano, aunque tal vez se deba más a tradiciones ancestrales que a hechos reales.

El mito de los nacimientos en plenilunio

Tradicionalmente se ha creído que existe una relación entre el momento del parto y la luna. El Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital de Cruces, en Vizcaya, analizó la relación entre el número de partos en su centro y las fases lunares. Después de cuatro años de control no encontraron variantes significativas entre los partos durante diferentes fases.

La media de nacimientos durante el periodo de estudio fue de 14,81 diarios. Durante plenilunio se registraron una media de 14,89 partos y en luna nueva, una cifra muy similar (14,80). Los investigadores opinan que la variación del parto es un fenómeno aleatorio y que depende más del azar que de otro tipo de factores.

También se ha estudiado la influencia de la luna en la aparición de eventos coronarios. Investigadores del Hospital Apollo, en Chennai, India, apreciaron un incremento de las admisiones en los días de luna llena por dolores de miocardio; también detectaron variaciones en la tensión arterial de los enfermos y en la aparición de anginas.

Copyright 2014 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal
Desarrollo web: Sergiodelgado.net