www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de La SEME

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

Carboxiterapia: un tratamiento no invasivo para acabar con la celulitis

29 de Mayo de 2017
MujerHoy.com

En cuanto se acerca el buen tiempo, y nos tenemos que quitar la ropa, la preocupación por lucir un cuerpo bonito aumenta de forma considerable. Según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), desde abril hasta julio la demanda de tratamientos corporales médico-estéticos, se incrementa hasta en un 25%.

La doctora Petra Vega, presidenta de la SEME, recomienda tomar conciencia de que el mejor tratamiento es la prevención y la constancia: "La medicina estética ofrece soluciones poco invasivas, muy seguras y naturales; sin embargo, el médico debe elaborar una estrategia para optimizar los resultados y afianzarlos, ya que hablamos no sólo de tecnología o medicina, sino de reconducir los hábitos de los pacientes y esto requiere, al menos, de unos meses".

Uno de estos tratamientos no invasivos más demandados en esta época es la carboxiterapia. Vamos a descubrir en qué consiste.

¿Qué es?
Es un método no quirúrgico que consiste en la administración de pequeñas dosis de CO2 médico en el tejido subcutáneo mediante micro-inyecciones. Este se distribuye por los tejidos adyacentes, desempeñando una potente actividad vasodilatadora a nivel microcirculatorio y consiguiendo aumentar el flujo sanguíneo en el tejido dérmico y adiposo, logrando así múltiples beneficios: mejora la producción de colágeno, la elasticidad de la piel y proporciona mejor oxigenación de las distintas capas de la piel.

¿Para qué sirve?
Es muy eficaz contra la celulitis y la grasa localizada, ya que facilita la eliminación de líquidos y toxinas, devuelve la firmeza a la piel, así que ayuda a combatir también la flacidez y el envejecimiento de la piel, así como a mejorar el aspecto de las estrías. Y también sirve para el rostro donde consigue redibujar el óvalo facial, corrigiendo la flacidez, frena y disminuye bolsas y ojeras, mejora las cicatrices, suaviza las líneas de expresión y arrugas y proporciona un extra de hidratación.

¿Zonas de aplicación?
Rostro, cuello, ojeras, brazos, abdomen, piernas y glúteos.

¿Número de sesiones necesarias?
Depende de la zona a tratar pero como mínimo los expertos aconsejan entre 8 y 10, con una periodicidad semanal. El tiempo por sesión es de 30 a 60 minutos aproximadamente. 

¿Inconvenientes?
No presenta efectos secundarios, salvo algunas molestias locales, enrojecimiento o eritemas que desaparece en pocos días. Tampoco es una técnica dolorosa para el paciente porque los pinchazos se hacen con micro-aguja.

Copyright 2017 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal
Desarrollo web: Sergiodelgado.net