www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de La SEME

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

La nueva estética genital

7 de Mayo de 2017
elpais.com.uy

Una de las intervenciones quirúrgicas más solicitadas por el sexo femenino es la llamada labioplastia reductora, cuyo objetivo es disminuir el tamaño de los labios vulvares menores. Su exceso puede determinar, además de alteraciones estéticas que influyan en la calidad de vida de la paciente, molestias en el momento de las relaciones sexuales, así como también puede dificultar la higiene.

En cuanto a los labios mayores, se puede aumentar su volumen buscando restituir la turgencia que se ha perdido con el paso del tiempo. Esto puede realizarse mediante la colocación de rellenos especiales de ácido hialurónico o utilizando tejido adiposo de la propia persona.

También el conducto vaginal puede estrecharse. Para ello, existen técnicas quirúrgicas, y más recientemente la aplicación de láseres específicos de última generación con los que se pueden obtener buenos resultados.

En cuanto a los hombres, las consultas son menos frecuentes, y se centran sobre todo en el aumento tanto del tamaño como del grosor del pene.

Para lo primero, existe una cirugía que se basa en el corte de ciertos ligamentos que liberan parte del órgano de su amarre en el pubis, permitiendo un poco más de proyección. Para lo segundo, se puede aumentar el diámetro mediante la colocación de tejido adiposo, obtenido de otra parte del cuerpo del propio paciente, o utilizar productos de relleno seguros, como el ácido hialurónico.

Con ambas opciones se pueden alcanzar resultados satisfactorios, aunque hay que destacar que no son soluciones permanentes. Por ese motivo, es recomendable volver a repetirlas cada cierto período de tiempo.


La zona del pubis también es objeto de intervenciones estéticas en ambos sexos, siendo las más frecuentes la lipoaspiración en aquellos casos de exceso adiposo en la zona, y la depilación prolongada aplicando tanto luz pulsada como tecnología láser.

Por último, hay que subrayar que todas estas técnicas deben ser realizadas por médicos entrenados y con experiencia en el tema, quienes evaluarán no solo las posibilidades de alcanzar un mejoramiento estético de la zona genital, sino en primer lugar que puedan llevarse a cabo valorando el terreno e historia clínica de cada paciente, sin poner en riesgo la salud e integridad física de la persona.

Copyright 2017 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal
Desarrollo web: Sergiodelgado.net