www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de Profesionales

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

Rejuvenecimiento facial con láser de erbio

Dra. Montserrat Planas Vilaseca

Hoy día el láser es un instrumento que se ha ganado un lugar irremplazable en la práctica en la cirugía dermocosmética, presentándose como alternativa a los peelings químicos y dermoabrasión mecánica, y pudiéndose complementar ó asociar con otras técnicas quirúrgicas como las blefaroplastias y liftings faciales.

Los nuevos sistemas láser para el resurfacing, nos permiten producir una ablación controlada de la piel y la difusión de calor crea fenómenos inflamatorios en la dermis que conducen a compactar y reorganizar el colágeno y la elastina consiguiendo borrar las arrugas y mejorar el aspecto y la calidad de la piel.

El control de la conducción térmica es uno de los elementos básicos para conseguir un buen resultado y minimizar los efectos indeseados de este procedimiento; se obtiene por el principio de la fototermolisis selectiva, cuyo objetivo es mantener confinado el efecto térmico destructivo del Iáser en el elemento diana.

Contar con una longitud de onda apropiada, una densidad de potencia capaz de vaporizar el tejido, pero menor que el tiempo de relajación térmica de la piel, son también elementos básicos para conseguir una densidad de energía eficaz para la vaporización del tejido.

Los nuevos equipos de Iáser de Er-Yag y Er-Yag + CO2 barajan adecuadamente las características básicas de longitud de onda, tiempo de pulso, energía por pulso, frecuencia de emisión y tamaño de haz.

Existen además sistemas de automatización (Scanner) que nos permiten la sobreexposición de pulso deseada, una mayor rapidez y amplitud de área de tratamiento, obteniéndose así un mayor control del grado de penetración y homogeneidad que requieren estos tratamientos.

El objetivo común en los láseres en el resurfacing es eliminar finas capas de piel, a través de pulsos ultra-cortos, para delimitar el efecto de necrosis y coagulación, manteniendo controlada la difusión térmica. Con ello obtendremos excelentes resultados terapéuticos minimizando los efectos secundarios y complicaciones. Por tanto reduciremos el tiempo de recuperación con un eritema y edema menos persistente y la repitelización cutánea más pronta.

Los láseres de Er-Yag y Er-Yag + CO2 nos ofrecen la posibilidad de tratar pacientes jóvenes y áreas de difícil tratamiento como las manos, el cuello, áreas perioculares, etc.

Recientemente se ha podido observar en el resurfacing con láser de Er-Yag que después de 6 meses se encuentran zonas de fibroplastia con distribución más homogénea del colágeno y orientación vertical de las fibras elásticas. Por lo tanto se puede programar este láser para emitir densidades de energía por encima del umbral necesario para vaporizar.

Con el láser de Er-Yag asociado a la emisión de C02 Subablativa que nos confiera un calentamiento adecuado de la dermis, los efectos indeseados de la necrosis y la coagulación dejan de tener lugar, otorgando a este sistema un lugar de privilegio en el mercado del láser.

Copyright 2017 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal
Desarrollo web: Sergiodelgado.net