www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de Pacientes

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

Técnicas y tratamientos en Medicina Estética

Termoterapia

La termoterapia es la utilización del calor y frío como agente terapéutico, aunque suele hablarse de termoterapia en aquellos tratamientos que se basan en la aplicación de calor y de crioterapia para aquellos que emplean el frío. La primera engloba una amplia serie de técnicas en las que se emplean el agua, los fangos y arcillas y las aplicaciones calientes secas como las basadas en los infrarrojos o los ultrasonidos.

Gracias a estas técnicas se consigue estimular el metabolismo graso del organismo, así que están indicadas para tratar la celulitis, la obesidad y la remodelación corporal. La termoterapia produce un aumento de la circulación, estimula la combustión de grasas, limpia el organismo a través del sudor generado y acelera la reducción de las medidas.

Entre sus aplicaciones más destacadas se encuentra el uso de infrarrojos en el tratamiento de las adiposidades localizadas o generalizadas, debido a la gran capacidad del tejido graso para absorber la radiación infrarroja que da lugar a un aumento de la temperatura y de la actividad metabólica en estas zonas. La técnica consiste en envolver las zonas a tratar con unas bandas que emiten infrarrojos y que producen un aumento en la temperatura local suficiente para ejercer sus efectos beneficiosos sobre el área en la que se aplica.

Se suelen realizar unas 10 sesiones de 45 minutos una o dos veces a la semana.

Copyright 2014 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal
Desarrollo web: Sergiodelgado.net