www.seme.org

Hola visitante. Estás en el Área de Pacientes

En todo el sitio web
Sólo en noticias de actualidad

Técnicas y tratamientos en Medicina Estética

Infiltraciones

Nota: Este término también se puede referir a mesoterapia y a materiales de relleno.

Las emociones y los gestos cotidianos como masticar o fumar conllevan el movimiento de los músculos faciales y con ello el desarrollo de líneas de expresión alrededor de la boca, los ojos o las zonas más utilizadas. Las infiltraciones constituyen un tratamiento atenuante para este tipo de cambios faciales y están indicadas para depresiones cutáneas, arrugas, surcos y cicatrices. Estas intervenciones también permiten el aumento o remodelación de ciertas zonas faciales como pómulos, mentón, labios o nariz.

Infiltraciones (botox)

Las infiltraciones consisten en la introducción de diferentes sustancias en las zonas indicadas, sólo se aplica anestesia local y su duración es breve, no siendo necesario el internamiento clínico. Tras el tratamiento suelen emplearse cremas específicas y se realiza un control médico durante varias semanas.

En caso de que estas sustancias, siempre aprobadas por la Agencia Española del Medicamento y el Ministerio de Sanidad, se destinen a rellenos, éstos pueden ser de origen sintético o reabsorbibles, constituidos por ingredientes que se reabsorben con el paso del tiempo. En la actualidad también se aplica el autoimplante de grasa propia.

Entre las sustancias más conocidas utilizadas en las infitraciones se encuentra la toxina botulínica (conocida popularmente como “botox”, aunque éste es un nombre comercial registrado que no debería usarse de forma genérica) que ha sido aprobada por las autoridades sanitarias para su uso medico-estético. Esta toxina se utiliza especialmente en el entrecejo y en las arrugas de la frente. También se pueden infiltrar vitaminas.

Copyright 2016 © S.E.M.E.
Sociedad Española de Medicina Estética
Aviso legal
Desarrollo web: Sergiodelgado.net